Tiempos de Reflexión

Ek

"Si no fuera por los apuntes que vamos haciendo en una servilleta, un
cuaderno o una libreta, las ideas se irían sin volver jamás. Porque,
como escribía Pascal, hay pensamientos que se van y retornan, pero
también los hay que vienen y se van para nunca más volver. Por eso es
prudente fijarlos en una libreta, tanto como el orden de las palabras
en que se manifestaron.

A un escritor siciliano (Leonardo Sciascia) le gustaba comentar, de
paseo por Roma, que siempre que pasaba frente a una papelería sentía lo
mismo que un alcohólico frente a una cantina. No podía resistirse a
entrar. Se metía sin pensarlo a comprar lápices, borradores, plumillas,
tarjetitas de colores, tachuelas, y libretitas que realmente no
necesitaba pero que le encantaban como objetos tangibles y también por
su olor, y hasta un mono de madera para modelar.

Yo, en lo personal, cada vez que voy a Tijuana me compro diez o
veinte de esas pequeñas libretas de bolsillo que desde los años 50
fabrica Industrial Papelera de Baja California, S.A. Son una
reproducción en miniatura del famoso cuaderno negro con manchitas
blancas tratado con un barniz especial que lo protege contra la humedad
y el uso y que eran los mejores de la República porque, gracias a la
zona libre, su estupendo papel se podía importar de Estados Unidos y no
se usaba en el resto de México.

Las libretas son una salvaguarda de la memoria. Gabriel Ferrater, el
poeta catalán, contaba que para las matemáticas se requiere de una
extraordinaria memoria juvenil, muy temprana, muy precoz, y que cuando
Carlos Federico Gauss (1777-1855), llamado el princeps mathematicorum,
murió a los 75 años, se le encontró una libreta de cuando tenía 17 años
y prácticamente todas sus ideas matemáticas (que desarrollaría en su
vida adulta) ya estaban allí apuntadas.

Entre los escritores suele darse una suerte de fetichismo respecto a las libretas. La conocida con el nombre de Moleskine
(piel de topo) era la favorita de los artistas e intelectuales europeos
de los últimos dos siglos: de Van Gogh a Henri Matisse, de las
vanguardias históricas a Ernest Hemingway. Muchos de los sketches,
apuntes, dibujos, ideas y emociones, que se preservaron en las libretas
de esta marca se convirtieron después en imágenes famosas o en páginas
enteras de libros leidísimos…"

"Piel de topo"
Federico Campbell
Tiempos de Reflexión

[via Iván Thays]

Image: ellikelli @ Moleskinerie/FLICKR

Print it in Moleskine MSK format
This entry was posted in Arts & Culture. Bookmark the permalink.

2 Responses to Tiempos de Reflexión

  1. Izzy says:

    The best ideas usually are fleeting, I know I’ve lost a few because I was foolish enough to think I could remember them without writing them down.

  2. Sylvia says:

    “siempre que pasaba frente a una papelería sentía lo mismo que un alcohólico frente a una cantina”

    Eso mero!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Notify me of followup comments via e-mail. You can also subscribe without commenting.

I accept Privacy policy and Terms of use